Mon Tour du Mont Blanc

Calzado

scarpe_122_l.jpg

Los zapatos son, quizás el elemento más importante de la dotación de un excursionista. Escoger el calzado correcto permite saborear el placer de la excursión, mientras un calzado inadecuado puede arruinar aquello que habría sido una experiencia maravillosa.

Principalmente, escoger modelos específicos para hacer trekking, con suela bien articulada, suela amortiguadora bastante rígida para no sentir todas las asperezas el terreno. El empeine debe ser resistente y reforzado en las zonas de mayor desgaste (principalmente la punta pero también en el talón), permitir un doblado natural y contener el pie sin apretarlo.

La presencia de una membrana interna hidrorrepelente y transpirante (por ej, GoreTex®, DryTex®, WindTex®...) puede ser muy útil principalmente porque, mantiene el pie seco y limita la formación de ampollas y enrojecimientos.

Generalmente se aconseja usar un calzado alto que, bloqueando el tobillo, brinde mayor soporte y proteja contra posibles distorsiones; no se excluye el uso de zapatos más bajos pero se desaconsejan en caso de nieve.